Lo más interesante del curso no son solo las técnicas. Es descubrir y encajar las piezas del puzzle. Es ver a una mujer e intuir por dónde van las cosas. Es poder explicarles lo que sucede para acompañarlas mejor. Para tener y dar recursos. Ver el progreso del parto y algunas señales con una visión muy diferente. Es evitar cesáreas, de verdad. ¿Siempre? No ... a veces no vamos a poder cambiar el curso de un parto pero si dar una explicación a las mujeres para que puedan hacer el duelo y comprenderlo de otra manera que no sea que ellas no dilatan o ellas no pueden parir. Y vamos a escuchar de otra manera todo lo que nos cuentan los bebés.